10 maneras saludables de calmar la ansiedad

17/07/2017

 

¿Quién no ha padecido ansiedad alguna vez en su vida? Y mucho más ahora, que la demanda es tan grande que se nos olvida disfrutar la vida y apreciar los pequeños detalles que nos ofrece día a día.

 

Todos hemos pasado por esos días en los que la lista de pendientes es tan larga que pensamos que nunca acabaremos con ella, súmale a eso el tráfico, los problemas en el trabajo o la escuela y ahí lo tienes, un montón de ansiedad que no te deja estar en paz.

 

Pero las cosas no son tan simples como parecen, la ansiedad es un problema muy grave que de no ser tratado a tiempo y de la forma adecuada, puede convertirse en una enfermedad crónica.

 

Si has padecido de ansiedad más de lo normal, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a recuperar la tranquilidad.

 

1. Tómalo con calma

 

Entiéndelo, no estas sol@, no eres la única ni la última persona que tendrá ansiedad, y reconocer esto te ayudará a no darle más poder a este problema que tiene soluciones. Este es el primer paso para comprender y sanar los problemas de la ansiedad; enfrentarla y aceptar que existe.

 

2. Encuéntrala y no la pierdas de vista

 

No te ahogues en un vaso de agua, ya sabes que tienes este problema, ahora es momento de solucionarlo, ¿Qué es la ansiedad para ti? Tal vez el exceso de trabajo, la falta de tiempo para ti o tu familia o simplemente la necesidad de un momento de descanso, no importa, encuentra las fuentes causantes de tus malestares.

 

 

3. Ponte límites

 

El momento de tomar armas en el asunto llegó, es hora de ponerte límites. ¿Muchas horas de trabajo? Redúcelas, ¿Mucho trabajo en casa? Pide ayuda de tus seres queridos, ¿Un exceso de energías negativas? Date un tiempo para desintoxicarte, un retiro libre de sonidos, tecnología, trabajo y responsabilidades. Es tu momento para descansar y renovarte.

 

4. Libera la energía

 

Al fin y al cabo todo es energía, y lo que tienes que hacer es vaciar todo lo que se ha acumulado en ti por algún tiempo. Muévete, sal a caminar, ten una rutina de ejercicio, haz yoga.

 

5. Sé positivo

 

No, no quiero que pretendas que la ansiedad no existe, al contrario, ya sabes que hay un problema que necesita una solución. Lo que te pido es que uses afirmaciones que te den fuerza, que te recuerden las cosas positivas de la vida, inténtalo.

 

6. Tu cuerpo, tu templo

 

Es muy importante que pongas de tu parte para lograr estar bien. Sí, queremos que sea una limpieza tanto interna como externa, por lo cual, tu alimentación, el ejercicio y el descanso serán muy importantes para reponerle a tu cuerpo todo lo que ha tenido que soportar por un buen tiempo.

 

 

7. Habla con alguien

 

Seguro imaginas a un psicólogo en este punto, pero no, en realidad se trata de hablar con alguien en quien confíes, un amigo, un familiar, un compañero; cuéntales tu historia, desahógate. Se siente bien ser escuchado y ayudado, no te avergüences, todos hemos estado ahí en algún momento de nuestras vidas.

 

8. Conéctate con la tierra

 

Siente la tierra debajo de ti. Una persona con ansiedad se siente constantemente flotando, sin la posibilidad de encontrar la fuerza y el control para dar con la paz interior. Los ejercicios del chakra de la raíz son excelentes alternativas para reculerar el suelo y la confianza.

 

 

9. Respira, respira mucho

 

Este punto se convertirá en tu mejor aliado, se trata de algo tan fácil que lo puedes hacer en cualquier lugar, en cualquier momento, es gratis y no necesitas nada más que los deseos de querer hacerlo, se trata de la respiración. Pon a la práctica la respiración profunda (llena el vientre y el pecho de 3-6 segundos y sigue con una respiración lenta y repetida). De esta manera te olvidarás de los pensamientos que inundan tu mente y te enfocarás en ti, en el momento presente, y reducirás las hormonas del estrés.

 

10. Entra a tu corazón

 

Siéntete agradecid@, esta será tu mejor distracción contra la preocupación y el estrés. Reconocer las cosas por las que te sientes en plenitud y con total agradecimiento es el antídoto contra la ansiedad que tanto has buscado, calma el sistema nervioso, la mente y el corazón.

 

Si te gustó esta nota, seguramente te interesará leer: ¿Meditar sin meditación? Lógralo en 5 fáciles y sencillos pasos y llénate de los beneficios

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube