5 formas de incorporar el Yoga a esos días ocupados

17/11/2016

 

Todos queremos mantenernos “fit”, tranquilos, frescos y con mucha energía para el día. Una forma de hacerlo es mediante la incorporación del yoga en nuestras vidas. En lugar de pensar en nuestra clase de yoga por las mañanas o las noches como la única forma de hacer yoga,  podemos practicarlo en pequeños hábitos a lo largo del día. 

 

Te compartimos cinco maneras de hacer yoga, todo el día, todos los días, incluso cuando tu agenda no te permita ni salir a comer:

 

1. Estírate en la oficina

 

 

No creas que porque no puedes meter tu tapete de yoga a la oficina o porque no tienes  suficiente espacio, no puedes hacer un par de estiramientos. Intenta haciendo un giro sentado (Marichyasana) en una silla, otra opción es la postura de la vaca (Gomukhasana) para estirar la parte superior de tu cuerpo.

 

También puedes realizar estiramientos laterales ya sea parado o sentado. Estos ejercicios de ayudarán a estirar músculos cansados y eliminar la fatiga tanto mental como corporal.

 

2. Respirar profundamente

 

 

Respirar es sencillo pero con muchos beneficios. Puedes respirar profundamente cuando estás conduciendo, en la fila del supermercado, o cuando estás en una conferencia o reunión de negocios. No sólo calmará tu ritmo cardiaco y el sistema nervioso, también calma a las personas que te rodean, incluso puede influir en la respiración de los demás, al disminuir su frecuencia respiratoria. 

 

La respiración profunda aporta más oxígeno al cerebro, por lo que estarás más tranquilo y elocuente cuando tengas que hablar con los clientes en tu próxima reunión de negocios o tengas que dar un discurso frente a muchas personas.

 

 

3. Practica  Santosha

 

 

Muchos aspectos del yoga tienen más que ver con el cambio de tu perspectiva  que con hacer una posición o ejercicio. Trata de sentarte por unos minutos entre las conferencias telefónicas y correos electrónicos para agradecer. Sólo concéntrate durante dos minutos en todas las cosas que tienes en tu vida. Este concepto de  Yoga Sutras de Patanjali  te ayudará a crear paz y abundancia en tu vida.

 

 

4. Meditación de cinco minutos

 

 

 

Puede calmar tu mente y hacer de tu día de trabajo un día más eficaz, permitiendo que los problemas fluyan por sí solos cuando llevas a cabo una meditación de tan solo 5 minutos. Hay cientos de técnicas de meditación que puedes probar, incluyendo  concentrarte en un mantra o una vela encendida, pero la más fácil de practicar en un día agitado se realiza concentrándote en la respiración.

 

Contar las respiraciones, cada inhalación y exhalación siendo un solo ciclo, o simplemente concéntrate en el aire que entra a tus pulmones, el pecho y el diafragma, el movimiento del abdomen o la temperatura del aire. Observa si tu mente trata de meditar sobre otras cosas además de la respiración, y por sólo cinco minutos, vuelve lentamente la respiración una y otra vez.

 

5. Haz yoga en la hora de la comida

 

 

 

Ahora si no tienes pretexto para incorporar el yoga a tu día a día. Recuerda que son los pequeños cambios los que hacen la diferencia y dedicar unos minutos a tu estabilidad física y espiritual puede hacer la diferencia al momento de ir en busca de tus objetivos.

Si te gustó este artículo, te recomiendo

7 alimentos que te ayudarán a balancear tu cuerpo y mente

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube