Una manera más fácil de tener una vida saludable

28/11/2016

“Plantar un jardín es creer en el futuro”. – Audrey Hepburn

 

 

 

 

 

Todos deseamos construir una vida con balance espiritual, salud física y  paz mental.

 

Buscamos opciones que nos permitan mejorar nuestro estilo de vida; adquirir mejores hábitos alimenticios, comenzar a hacer ejercicio o meditar. Pero la realidad es que comenzar a tener una vida más saludable es más sencillo de lo que parece.

 

Todo comienza con el ambiente que nos rodea, hacer de tu hogar o trabajo, un lugar lleno de inspiración y energía es el secreto para transformar nuestra vida.

 

 

 

¿El primer paso? Compartir tu espacio con  seres vivos o en otras palabras, plantas para el interior.

 

No solo son piezas esenciales en la decoración de interiores también traen consigo grandes beneficios que nos ayudan a mantener el equilibrio del día a día:

 

1. Mejoran la calidad del aire

 

 

 

Actualmente, pasamos más del 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados y aunque no lo creas, el aire suele estar más contaminado. Pero para tu tranquilidad, algunas de las plantas más bonitas tienen la habilidad de limpiar el aire. En 1930 la NASA realizó un estudio de 30 plantas con el poder de limpiar el aire ¿Cuáles? Aloe Vera, Lengua de Vaca, Aglaonema o Lilis

 

2. Reducen el estrés

 

 

 

Está comprobado que las plantas ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo y reducir el estrés. En un estudio realizado en 2008, las personas que tenían plantas en el interior un menor estrés ¿Cuáles? Romero, Manzanilla, Bamboo y Hiedra Inglesa

 

3. Son sanadoras

 

 

 

¿Por qué solemos llevar plantas cuando un amigo o familiar se encuentra en el hospital? Porque su energía es sanadora. Tener el elemento de la tierra cerca nos permite concentrarnos en lo que vale la pena y tener la fuerza de seguir adelante además algunas plantas, generan olores que promueven la salud física curando el dolor de cabeza, garganta y malestar corporal. ¿Cuáles? Lavanda, Helecho y Margarita.

 

4. Incrementan nuestra productividad

 

 

 

Está comprobado que tener plantas en la oficina eleva los niveles de productividad casi un 15. Un estudio realizado en 1998 en Noruega, comprobó que las oficinas con plantas en el interior tenían un mejor ambiente de trabajo. Se ven lindas y nos hacen ser productivos ¿Qué más queremos?

 

Ahora ya lo sabes, las plantas son más que una simple decoración, nos proporcionan una sensación de bienestar con efectos sobre la salud. En el mundo de concreto, edificios y calles solemos olvidar el poder de la naturaleza.

 

Si te gustó este artículo, te recomiendo

5 formas de incorporar el Yoga a esos días ocupados

 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube