10 trucos que cambiarán tus rutina de Yoga

15/03/2017

 

 

Mantenerte en un estado activo puede ser un sueño para muchos, es común escuchar a las personas quejarse por la falta de tiempo o la falta de dinero para las membresías de los estudio de Yoga, pero una cosa es clara, el ejercicio es una parte importante de la vida y no debería de ser evitado.

 

Existen diferentes hacks y trucos que pueden hacer que el proceso de ejercitarte sea más fácil y reduzca los esfuerzos mejorando los resultados, en otras palabras, harías ejercicio de forma inteligente, después de todo, ¿quién no quiere tener un cuerpo y mente saludable con la mitad del esfuerzo?

 

1. Mantente hidratado

 

Beber agua mientras te ejercitas es primordial para un correcto funcionamiento del cuerpo humano, pero sabías qué ¿mientras más agua bebas en tu rutina de ejercicio, se quemarán más grasas?

 

Beber agua simple mejora tu metabolismo y previene los calambres durante la actividad física, un cuerpo hidratado es un cuerpo sano, y por supuesto, un cuerpo en forma.

 

2. Toma las escaleras

 

Seguramente has dado la vuelta a las escaleras y elegido el elevador sobre todas las cosas, pero después de leer esto, subir piso por piso antes de llegar a la clase de Yoga será tu nueva rutina.

 

Subir las escaleras es un ejercicio de bajo impacto y puede ser una excelente alternativa para hacer cardio, las escaleras ayudan a fortalecer los glúteos, los cuádriceps y las pantorrillas, es como tener tu gimnasio personal.

 

3. Busca el momento de ejercitarte en los escenarios menos imaginados

 

¿Por qué no te ejercitas durante los comerciales entre tu spot de la ciudad favorito? Esto le ayudará a tu cuerpo a permanecer sano, sumado a esto no tendrás que morir de aburrimiento pues podrás disfrutar de un momento zen y cuidar tu cuerpo con una vista increíble y una deliciosa bocanada de aire fresco.

 

No tienes que implementar una rutina extenuante, basta con estirar un poco el cuerpo, relajarte, implementar unas cuantas posturas en estos cortos periodos de tiempo y listo.

 

4. Camina mientras hablas por teléfono

 

En la actualidad el uso de los teléfonos es esencial, definitivamente es muy difícil encontrar a alguien que no tenga uno, por lo cual plantearte hacer una actividad física mientras estas usando tu teléfono celular, no suena tan descabellado.

 

Tal vez caminar mientras lo usas, será una alternativa perfecta para ejercitarte sin siquiera saberlo.

 

 

5. Deja el auto en casa

 

El auto se ha convertido en una extensión de nuestro cuerpo, y es cierto, gracias a su uso, nos es posible llegar a lugares lejanos y desenvolvernos en diferentes aspectos que serían casi imposibles de pensar, pero si no vas a algún lugar lejano, tal vez sería mejor optar por dejar el coche en casa.

 

Recuerda que siempre será mejor ir caminando o en bicicleta, de esta manera no tendrás que lidiar con el tráfico y completarás tu sesión de cardio del día, y como plus, estarás siendo amigable con el medio ambiente.

 

6. Prémiate

 

Felicítate a ti mismo por cada clase a la que asistes, tal vez una pieza de chocolate por la cual esperaste un mes a comer o tal vez una hora de descanso, quién sabe, podrás recompensarte con tus cosas favoritas, pero siempre con un equilibrio adecuado.

 

7. Come lo saludable primero

 

Comer la comida más saludable primero matará dos pájaros de un tiro, en primera, tal vez quedes satisfecho con este primer tiempo de alimentos saludables y no necesitarás comer algo más, o si bien aún quedaste con algo de hambre, ya no comerás tanto como lo habrías hecho al tener la comida chatarra primero.

 

8. Evita las comidas antes de dormir

 

Si estas apunto de dormir y te ha surgido el antojo de algo, ¡olvídalo! Es lo peor que puedes hacer, pues comer cuatro horas antes de ir a dormir no dejará que tengas una digestión apropiada y podrías ganar peso, si el antojo persiste prueba bebiendo un té de manzanilla endulzado con miel.

 

9. Come naranjas

 

Comer naranjas antes de cualquier tipo de ejercicio no sólo te ayudará a mantenerte hidratado, sino que también disminuirá el dolor muscular después de tu rutina.

 

10. Aprovecha el playlist

 

La música puede ser tu mejor aliada al momento de ejercitarte, pues además de sincronizarse con tus movimientos y posturas, te dará pauta para desenvolverte en las diferentes fases de tu rutina.

 

Escuchar música te ayudará a no mirar tu reloj para ver si es momento de parar. Recuerda que un cuerpo en forma no es trabajo duro todo el tiempo, algunas veces se trata de ejercitarte de manera inteligente y permanecer sano y en forma.

 

Si te gustó esta nota, seguramente te puede interesar: 5 libros de bienestar que vale la pena leer.

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube