3 razones por las que deberías saltarte el ejercicio

15/03/2017

Sí, estás leyendo bien, tal vez necesites unos días de descanso de tu rutina de ejercicio.

 

Todos tenemos la idea de que el ejercicio es uno de esos factores que nos permiten estar saludables, pero en ocasiones valorar cómo se siente nuestro organismo es primordial para determinar si es momento de tomar un descanso temporal.

 

En ocasiones la vida puede ser una mezcla de responsabilidades y eventos que debemos de cumplir en cierto momento, y nuestro mejor esfuerzo para intentar llevar una vida más saludable es usar esos periodos de tranquilidad para asistir a ejercitarnos.

 

Aunque no tengamos el tiempo que deseamos para ir al gimnasio, la buena noticia es que de vez en cuando puede resultar beneficioso para el organismo saltarte esa hora de ejercicios.

 

Aquí te mencionamos tres razones por las cuales no es tan mala idea saltarte el entrenamiento:

 

1. Fatiga

 

Si no pudiste obtener un descanso apropiado la noche anterior a tu rutina de ejercicios, puedes saltártela. La razón es simple, el organismo necesita un descanso apropiado para recargar las baterías y seguir con su trabajo habitual, pero si tienes que ejercitarte y no lograste recuperarte y descansar la noche anterior, se vale no ir a tu entrenamiento.

 

Presionarte a ti mismo cuando no has logrado si quiera recuperarte con un buen descanso puede perjudicarte en vez de darte la sensación de que estas siendo más saludable.

 

La privación del sueño afecta fuertemente el funcionamiento mental y físico, y los estudios demuestran que las agitaciones metabólicas extremas que se acompañan de una privación del sueño, conducen a un aumento en la resistencia de la insulina y a una disminución en tolerancia a la glucosa.

 

2. Si has entrenado de más

 

El levantamiento de pesas provoca ligeras laceraciones en las fibras y los tejidos conectivos de los músculos, estas pequeñas heridas internas pueden llegar a acumularse y causarte fatiga, pero con un reposo adecuado y una alimentación que le proporcione a tu cuerpo los nutrientes necesarios, los músculos son capaces de regenerarse en una semana.

 

Este proceso de auto laceración y fortalecimiento, es el encargado de brindarle a tu organismo el crecimiento y construcción de los músculos, pero por otro lado, si no le brindas a tu organismo el cuidado adecuado y la posibilidad de regenerarse, puedes poner en juego lesiones graves, eso aunado a que los resultados planteados no se lograrán.

 

Si tu cuerpo se encuentra adolorido, toma un día de descanso para permitir que el dolor disminuya, permitiéndole a tus músculos la relajación que necesitan. Hacer esto te ayudara a llegar a tus metas mucho más rápido.

 

3. Si tuviste un día muy activo

 

No tienes que acudir al gimnasio diariamente para que tu sangre fluya, actividades recreativas como el ciclismo, una caminata, e incluso estar activo en tu día a día propician que la sangre en tu organismo circule apropiadamente.

 

Seguramente no sabías que actividades tan simples como el trabajar en tu propio jardín, mover algunos muebles pueden resultar como ejercicios y definitivamente si has tenido un día lleno de actividades de este estilo, puedes sentirte aliviado, pues la quema de calorías y fortalecimiento de músculos está presente con estas actividades.

 

Con este tipo de actividades cotidianas, se puede decir que se ha cumplido con la cuota de actividad física, pero si aun así quieres incorporar una rutina en el gimnasio asegúrate de distribuir tus actividades en la semana para que no termines fatigado y adolorido.

 

Tal vez te interese leer: 4 razones para descubrir tu camino espiritual

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube