3 maneras de encontrar la intención en tu práctica de Yoga

11/07/2017

 

 

Seguramente has escuchado mil cosas sobre el Yoga, y ante todas esas afirmaciones y respuestas, tratar de buscar algo absoluto llega a ser en cierto punto inútil.

 

El Yoga es todo lo que busques; se adecúa a tus necesidades y a los huecos que quieres explorar y llenar de tu persona, y al mismo tiempo trata sobre vivir una vida más consciente e intencional.

 

Las razones por las cuales terminaste haciendo Yoga, o bien por las cuales estas considerando adentrarte a un mundo tan rico e infinito como este pueden ser muchas. Te puede atraer el lado físico, o bien, tal vez te puede llamar la atención la parte espiritual, al final no importa.

 

Y puede que al principio las expectativas sean altas, y ante tantas cosas buenas que seguramente has oído, pienses que las clases van a ser como magia y terminarás la sesión sintiéndote como una persona nueva, y aunque eso puede llegar a ser posible, es un hecho que necesitas buscar una intención y saber lo que estas a punto de explorar en ti mismo.

 

Entonces ¿Es mucha la importancia de contar con una intención al hacer Yoga?, la respuesta es sí. Seguramente alguna vez te toco escuchar a tu profesor de Yoga decir “Comenzaremos por tomar un momento para establecer una intención en la práctica de hoy”. ¿Qué fue lo que pasó por tu mente? ¿Un gran espacio en blanco? y es en este punto en donde te preguntas ¿Qué es una intención?

 

No se trata de pensar en lo que quieres lograr, se trata del autoconocimiento, y de saber bien en dónde te encuentras en el mapa, para caminar con un paso seguro, pero ¿Cómo lograr esto?

 

Pues bien, aquí podrás encontrar 3 consejos para fijar tu intención al momento de practicar, crecer con el Yoga, y conocerte.

 

1. ¿De qué estas agradecido hoy? 

 

¿Sientes gratitud del tiempo y el momento que estas experimentando en tu vida? Las respuestas pueden variar, y en el caso de que la respuesta fuera “no”, pensar más allá de lo que sientes o experimentas en el momento, puede hacerte ver las cosas de una forma diferente.

 

Pensar en esos eventos de tu vida en los que te sientas agradecido y feliz te permitirán ver las cosas de otra manera, después de esto, lo que vives ya no parecerá tan grave como lo pensabas.

 

Piensa en las cosas por las que estas agradecido, en las personas que te rodean, ahora dime ¿Te sientes agradecido?

 

 

2. Perdona y déjate perdonar 

 

Nadie es perfecto, hemos cometido errores y nos han lastimado en algún punto de nuestras vidas, y esto no suele ser siempre de una manera intencional.

 

Toma algunas respiraciones para reflexionar sobre las cosas por las que te gustaría ser perdonado, y también por las cosas que te gustaría perdonar, envía esa paz y ese desapego de los sentimientos negativos que por supuesto no te hacen falta.

 

En resumen: deja ir, aferrarte sólo hará que tu carga sea más pesada.

 

 

 

3. Esta bien pedir ayuda

 

En la vida no podemos hacer todo solos, es normal necesitar ayuda, aprender y fortalecernos, enriquecer nuestros conocimientos para siempre tratar de ser mejores.

 

Reflexionar sobre esto no sólo te ayudará a entender que eres una parte importante de una totalidad, sino que también te ayudará a saber cuándo es momento de buscar a alguien cuando lo necesites.

 

Respira y pregúntate ¿En qué necesitas ayuda?

 

 

Si te gustó esta nota, seguramente te puede interesar: Olvídate del dolor de espalda con yoga

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube