9 tips para sanar

29/10/2018

Curar las heridas; el paso necesario para seguir más fuertes y sabios

 

 

Sufrimiento; Si buscamos esta palabra en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, podemos apreciar tres descripciones principales; Padecimiento, dolor, pena.

 

Como seres que sienten; estamos abiertos a experimentar la felicidad, amor, calma, tranquilidad y miles de cosas más, pero también estamos abiertos a sufrir, a terminar heridos, a pasar por situaciones que preferiríamos no experimentar.

 

Es un hecho que la vida no es de color rosa, y en estos eventos desafortunados, encontramos sabiduría, experiencia y crecimiento, es aquí cuando miramos hacia atrás y comprendemos que eso que percibíamos como un infortunio y que nos hacía sufrir, al final nos ayudó a evolucionar, y a ser mejores de lo que solíamos ser ayer.

 

Esta sensación podría ser calificada como resiliencia, y es el punto culminante de una época, situación o momento difícil a la calma, aceptación y como lo mencionamos anteriormente, la sabiduría y el crecimiento.

 

Lee nuestro blog: ¿Qué es la resiliencia? 7 consejos para ser más resiliente

 

Pero ¿Qué pasa cuando esas heridas aún no cierran?, ¿Qué sucede cuando nos aferramos al pasado, cuando el cambio nos aterra tanto que nos estancamos en un estado emocional y espiritual? Simple: NO CRECEMOS.

 

No podemos evitar vivir momentos difíciles, pero sí podemos controlar la forma en la que reaccionamos ante ellos, por esto, el día de hoy vamos a compartir contigo 9 consejos que te ayudarán a sanar esas heridas y a crecer ¿Estás listo para sanar?

 

TOMA RESPONSABILIDAD POR TU SITUACIÓN ACTUAL

 

¿Quién es la única persona responsable de tu sanación? . Nadie fuera de ti puede sanarte, sí, pueden ayudar, pero al final, la responsabilidad de crecer y sentirte bien contigo mismo es tuya. Entender esto es el primer paso para comenzar sanar.

 

COMPROMÉTETE

 

Comprométete en hacer lo que sea necesario para que sanes. Dedícate tiempo para sentirte mejor; muchas veces, pretender como si nada estuviera pasando y seguir en piloto automático es la respuesta que muchos tenemos ante situaciones que no nos gustan; esto sólo preserva esa herida que simplemente no nos dejará estar bien. Dedícate tiempo para sanar.

 

PERDONA

 

El resentimiento, odio y enojo son tan sólo algunas emociones que cargamos con nosotros cuando no perdonamos; ¿Te lo imaginas? ¿Tener que llevar estas cargas tan pesadas todo el tiempo? Por esto es que la paz no se hace presente en tu vida. Deja las ataduras y acepta la situación que vives, perdona y siéntete como estas pesadas emociones aligeran tu paso hacia la sanación.

 

TOMA LAS DECISIONES CORRECTAS

 

Sí, nuestras emociones importan mucho cuando de sanar y sentirnos mejor se trata, pero la parte física y el cuidado de nuestro cuerpo es igual de importante. Cuidar de tu alimentación y tu estado físico es vivir en coherencia cuando queremos sentirnos mejor.

 

¿Trabajando por sentirte mejor? Toma consciencia de lo que comes y fortalece tu práctica de Yoga en 5 pasos, lee el blog aquí

 

PENSAMIENTOS, EMOCIONES Y SENTIMIENTOS

 

La felicidad a largo plazo consiste en el equilibrio entre tus pensamientos, emociones y sentimientos; cuando uno está fuera de equilibrio los demás también se ven afectados, ¿Cómo se encuentra el balance de estos tres campos en tu vida? Analízalo, e incluso toma notas en un cuaderno para que tengas bien en claro las razones que te afectan y cómo puedes solucionarlas.

 

EJERCICIO Y YOGA

 

Mantenerte activo durante el día mejora tu circulación, aumenta tu oxigenación, fortalece tus músculos y libera sustancias químicas que te ayudan a sentirte bien contigo mismo, el Yoga por su parte, además de hacer todo lo que ya mencionamos, te ayuda a mejorar tu postura, aumenta tu flexibilidad liberando la tensión, mejorando la forma en cómo te sientes. Mantenerte activo es un paso importante para estar bien contigo mismo.

 

SÉ LA PERSONA MÁS FELIZ QUE CONOCES

 

Nos la pasamos admirando a los demás; “Se ve que él/ella es muy feliz”. Ansiamos encontrarnos de la misma forma, pero ¿cuántas veces has visto hacia ti? Estar feliz en cualquier situación no es fácil, muchas veces no lo podemos controlar, pero cuando lo intentamos, el cambio es gigantesco, no sólo para nosotros, sino también para las personas que nos rodean.

 

RECONÉCTATE

 

Teléfonos inteligentes, computadoras, televisiones y más dispositivos electrónicos; ¿Cuándo fue la última vez que diste un paseo por el bosque? ¿Cuándo fue la última vez que te conectaste no a tu celular, sino a la naturaleza? Todos y todo es energía, asegúrate de rodearte de la adecuada, de convivir más con la madre tierra y purificarte de tanta tecnología.

 

ESCUCHA A TU CUERPO

 

Tu cuerpo habla por tu estado psíquico, por tus emociones y tu espíritu, cuando algo no está bien, se va a reflejar en tu cuerpo. Estrés, ansiedad, dolor de cuello o espalda, problemas digestivos, inflamación y muchos padecimientos más son señales de tu cuerpo diciéndote algo que ya sabes: ALGO NO ESTÁ BIEN, CAMBIA.

 

Ser feliz es un trabajo que requiere constancia y contacto firme contigo mismo, se trata de escucharte y hacer algo al respecto para verte y sentirte mejor y por supuesto para sanar y crecer, ¿Estás list@ para llevar a cabo esta tarea? Nada sucede del día a la noche, aprende a ser paciente y a esperar, se consciente de lo que pasa y de lo que sientes y prepárate para curar esas heridas que no te dejar vivir la felicidad.

 

¿Pasas mucho tiempo sentado? Aquí 4 ejercicios para relajarte

 

 

 

 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube