Cómo NO meditar

03/09/2018

Ya no tienes pretextos para no mejorar tu meditación

 

Meditar; te hemos hablado muchas veces de sus beneficios y de lo mucho que puede cambiar tu día a día dedicarle unos minutos a tu interior, a sentarte, respirar y liberar la mente, la energía y nuestros sentidos, desconectarnos del mundo terrenal para ponernos al día con lo que pasa con nosotros.

 

Sí, meditar es una práctica que puede cambiar la forma en la que aprecias ciertas cosas, y si bien hay mucha información sobre cómo meditar, el día de hoy te vamos a decir cómo NO hacerlo.

 

Te traemos un listado de los 5 errores más comunes al meditar, y por los cuales tal vez no estás apreciando los beneficios de viajar a tu interior con una buena meditación.

 

 

1) NO DARLE SUFICIENTE TIEMPO

 

No darle suficiente tiempo a la meditación es como sacar un pastel antes del horno, el resultado simplemente no es lo que esperábamos, y el resultado bien podría ser descrito como “crudo”. No existen manuales con tiempos exactos de cuánto deberías de emplear en tu meditación, eso depende mucho de ti, de cómo está tu interior y del viaje que estás realizando.

 

El mejor indicador para saber si necesitas un poco más de este viaje a tu interior, eres tú. Hazte las siguientes preguntas cuando no sepas si ha sido suficiente:

  • ¿Sientes que aún no llegas a un estado de calma profundo?

  • ¿Tu mente está ansiosa por “checar” tus redes sociales?

  • ¿Aún no sacas de tu cabeza los problemas que tuviste durante el día?

  • Pregúntate ¿Te sientes mejor que al inicio?

2) RESISTIRTE AL PROCESO

 

¿Cuándo fue la última vez que pasaste tiempo sólo contigo? Sin distracciones, sin tu celular o la televisión prendida… tú y el silencio.

 

Es un hecho que al meditar liberamos nuestro interior, nuestras preocupaciones, pensamientos y muchas cosas que en ocasiones no son tan agradables de traer a nuestra realidad, pero es necesario hacerlo para liberarnos de ellas y no guardarlas en el armario de nuestra cabeza.

 

Puede que al meditar experimentes emociones intensas que muchas veces no queremos sentir, es por ello que muchas veces la idea de meditar tal vez nos parezca incómoda, mucho más cuando estamos pasando por momentos difíciles en nuestra vida, sin embargo, en estos momentos difíciles, es cuando más necesitamos liberarnos, y si bien al principio puedes sentirte incómodo experimentando todas esas sensaciones poco placenteras, al final de un meditación sentirás ligereza y bienestar, porque en el camino has dejado muchas cosas que te pesaban y jalaban al suelo.

 

3) NO SER REALISTA

 

La meditación es mágica, pero no es magia, necesitas compromiso, perseverancia y entrega si planeas hacerla. ¿No se siente bien? Tal vez no lo estás haciendo bien. Haz uso de los puntos que te mencionamos anteriormente y no esperes NADA. Deja que tu camino a través de la meditación sea contado por ti mismo, ábrete a experimentar las cosas por ti mismo, deja los rumores y mitos de lado, es momento de escribir tu historia.

 

Punto clave: Escucha a tu cuerpo y a tu mente, puede ser en 5, 10 o 15 minutos, sólo tú lo sabrás.

 

4) LAS DISTRACCIONES

 

Estás meditando, poco a poco comienzas a entrar en ese estado de paz y calma, tus pensamientos comienzan a fluir, y la ligereza aterriza lentamente en tu cabeza y de repente… Tu celular comienza a vibrar como loco para llamar tu atención y todo tu trabajo se derrumba como una pirámide de naipes.

 

 Evita distracciones, apaga tu celular, cierra la puerta y dedícate ese tiempo a ti. ¿Hay ruido? Concéntrate en tu respiración. Es cuestión de regalarnos ese tiempo al 100%, ¿Lo has hecho así?

 

Respiración Yóguica: todo lo que tienes que saber, ¡Lee nuestro blog!

 

5) LA POSTURA

 

La postura es sumamente importante al meditar, recuerda que esta práctica no sólo involucra a tus pensamientos y mente, sino también a tu cuerpo, por lo cual estar cómodos cuando vamos a meditar es un punto clave para lograr lo que queremos: sentirnos mejor.

 

Si eres principiante puedes comenzar con una postura cómoda, sentándote en algún lugar que te traiga calma y paz, manteniendo en todo momento tu columna bien derecha, con las manos en las piernas o bien  haciendo algún mudra.

 

¡Conoce más sobre los mudras! descubre Dhyani Mudra: El mudra de la meditación

 

Pero no te limites sólo a eso, incorporar en tu meditación posturas para meditar puede cambiar el juego para ti. La postura del loto es el clásico para muchos, inténtalo poco a poco, hasta que se sienta familiar.

 

Ahora que conoces los errores más comunes que muchos solemos cometer al meditar es el momento de evitarlos y construir en nosotros una práctica más correcta, que nos guiará a sentirnos mejor, y a irradiar esa energía positiva a los que nos rodean.

 

Es momento de estar contigo, de analizar lo que pasa en tu cabeza y dejar ir esos pensamientos que te atormentan y que deberían de ser pasajeros, ¿Estás list@ para abrir el armario de tu cabeza y dejarlos ir? Es momento de fluir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Escoge el mat perfecto para ti! Descubre cómo en 5 pasos

 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube