¿Cómo aprendí a llevar el Yoga a casa? 6 pasos para lograrlo

24/08/2017

Las clases de Yoga en el estudio son increíbles, te juntas con un grupo de personas que tienen la misma meta que tú; conectarse con ellos mismos, pero alguna vez te has preguntado ¿qué pasa al terminar la clase?

 

Te pregunto esto a ti que lees esta nota, ¿Tienes alguna práctica de Yoga en casa? Si tu respuesta es sí, felicitaciones, lo que leerás aquí puede ayudarte a optimizar el Yoga en casa, pero si tu respuesta es no, no hay de qué preocuparse, estas en el lugar indicado para dejar entrar el Yoga a tu hogar.

 

Comienzo con la pregunta ¿Cómo te sientes cuando haces Yoga? Tu respuesta es tan personal que puede ir desde la paz y el bienestar, hasta sentir que estás lleno de energía como para correr mil maratones. La realidad es que eso no importa, los sentimientos positivos que te genera el Yoga, los puedes tener sin la necesidad de ir a un estudio, y en comodidad de tu hogar.

 

A continuación, podrás encontrar una guía básica de las cosas que puedes hacer para adaptar tu espacio y tu mente para comenzar con el Yoga en casa.

 

El lugar

 

Comienza entrando a tu habitación elegida, una en donde el espacio te permita moverte libremente, si es necesario mueve los muebles, y despeja el espacio.

 

El silencio

 

Tienes un espacio despejado, ahora quédate de pie, en silencio, notarás como pronto podrás escuchar tu respiración, tus pensamientos comienzan a fluir, sobre la vida, el universo, y todo. Toma la posición del loto y reflexiona.

 

Asanas

 

¿Qué pose tienes el impulso de hacer? ¿Acaso la pose de la montaña? Escúcha a tu cuerpo, ¿qué necesita? Si has comenzado con el Yoga en casa, puedes buscar algunas sugerencias de rutinas.

 

Escucha en tu mente los consejos de tus profesores, ¿Cómo alargar el cuello? ¿Cómo moverte sin lastimarte?

 

Tu rutina tu cuerpo

 

Este es el punto más importante, tu rutina de Yoga es como un barco de papel que se dirige a donde la corriente lo lleve, tú eres esa corriente.

 

Si sientes que tu cuerpo necesita más movilidad, haz calentamientos, si buscas más calma, los ejercicios de meditación y respiración pueden ser lo que necesitas.

 

Supérate

 

El Yoga en los estudios es genial, es una experiencia diferente, pero cuando lo haces en casa, es algo más personal. Puede que de un momento a otro, sientas que quieres subir la dificultad, que te sientas capaz de avanzar y subir de nivel, y eso está bien, crece con el Yoga, pero hazlo con cuidado, sigue las recomendaciones de tus profesores.

 

Finaliza

 

El Yoga en casa se puede adaptar a tus deseos y necesidades, no hay tiempos, u horarios que debas cumplir, sólo está el curso que tu cuerpo y tu alma van abriendo para ti.

 

Puede que al principio no te sientas identificado, pero después de intentarlo algunas veces, comprenderás cómo funciona llevar la magia a tu hogar y dedicarle uno o dos o más días al Yoga en tu casa.

 

Saber que al entrar a cierta habitación tu mente ya está concentrada en algo: Hacer Yoga. Los muebles cambian de lugar, tal vez algunas velas o música especial comienzan a hacerse presentes y de la nada tú ya estás ahí, escuchando a tu cuerpo, haciendo Yoga y obteniendo todos los beneficios.

 

Intentarlo es el primer paso, y en MTA Studio, te invitamos a que le abras la puerta de tu hogar al Yoga

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube