¿La mejor postura para meditar? Te compartimos las tres mejores

01/09/2017

 En MTA Studio hablamos mucho sobre la meditación y lo importante que esta puede convertirse para tu vida. Los beneficios que puedes desarrollar y sobre todo, como poco a poco puedes ir descubriendo más y más sobre tu cuerpo, mente y alma.

 

La confusión es algo normal al momento de meditar, desde no saber si lo estamos haciendo bien, hasta la desesperación de quedarnos en total silencio, con nuestras propias mentes, la meditación suele ser más difícil de lo que imaginamos.

 

Cuando pensamos en meditar, la primera imagen que se viene a nuestra mente es permanecer sentados en el suelo, con las piernas cruzadas, en posición de loto. Eso se debe a que la mayoría de las fotos que vemos en internet, nos muestran eso.

 

Las piernas cruzadas al meditar se remontan a la pose tradicional de los monjes pertenecientes a las culturas orientales, pero cuando se trata del mundo occidental, hablamos de algo totalmente diferente.

 

En el occidente no estamos acostumbrados a la posición de las piernas cruzadas, algo que es sumamente normal en oriente, aquí puede convertirse en un reto. Hemos acostumbrado a nuestro cuerpo a permanecer sentado en oficinas, aviones, sillones y coches.

 

Esto hace que sea muy difícil para nosotros sentarnos con las piernas cruzadas cómodamente y meditar al mismo tiempo. Es probable que durante el tiempo que lo intentes sólo pienses en una cosa: la incomodidad.

 

La incomodidad del cuerpo mantiene la mente hiperactiva, lo cual no nos permite llegar a ese nivel de calma que tanto buscamos al meditar. En MTA Studio estamos convencidos en escuchar al cuerpo y no forzarlo a nada, por lo cual te compartiremos tres posiciones que pueden servirte al meditar, elige la que más te acomode y comienza a obtener los beneficios de la meditación ya.

 

Piernas cruzadas

 

Ok, acabamos de hablar de lo difícil que puede ser meditar cuando estas en una posición que te mantiene incómodo, pero en este caso vamos a hablar de las piernas cruzadas con algunas modificaciones que se remontaran sólo a ti y a tus preferencias.

 

Siéntate una almohada, o algunas mandas apiladas para que no te cueste tanto trabajo, si no puedes cruzar totalmente tus piernas, intenta haciéndolo sólo con tus tobillos, tu espalda debe de estar recta, así que usar una pared como un soporte puede ser una buena idea.

 

No pienses en la posición y enfócate en tu mente, en tus pensamientos, poco a poco, tu cabeza estará en blanco.

 

Sentarte libre

 

La posición que sigue es en el suelo también. Trata de encontrar una posición que sea cómoda para ti, usa almohadas en caso de ser necesario. Aquí no necesitamos que tus piernas estén cruzadas si no lo quieres. La parte especial de esta posición es tratar de no recargarte en nada, así que aléjate de la pared.

 

Cierra tus ojos y enfócate en relajarte.

 

 Con soporte

 

Muy bien, esta pose requiere que vayas a algún lugar con soporte en el que te sientas cómodo. Desde tu sillón favorito hasta una silla que te haga sentir bien, la elección dependerá de ti.

 

Siéntate de la manera en la que te sentarías si estuvieras viendo tu show de televisión favorito, trata de mantener la rectitud de tu espalda, cierra los ojos y comienza a vaciar tu mente.

 

Estas son las tres posiciones que puedes implementar en tus prácticas de meditación si sientes que no lo estás haciendo bien, todas se pueden hacer desde casa, y basta bríndale tan sólo 5 minutos en la mañana a meditar para que poco a poco veas y sientas la diferencia en tu vida.

 

Recuerda, se trata de perseverancia.

 

 

 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube