Meditación para un día lluvioso

25/06/2018

 

La relajación a la orden del día

 

La naturaleza ha hecho de las suyas, y nos ha regalado la ocasión de presenciar nuevamente una temporada de lluvias.

 

La oportunidad de sentir esa característica melancolía que evocamos en las tardes lluviosas, en las mañanas nubladas o en las noches que nos arrullan con el sonido de las gotas de agua impactando con el asfalto.

 

Olvida el caos de la ciudad, y enfócate en apreciar estos eventos que nos hacen recordar que ¡ESTAMOS VIVOS! Respiramos y tenemos el chance de apreciar la belleza y la perfección de una naturaleza salvaje, que cada día nos sorprende y nos recuerda que tenemos mucho que aprender y experimentar aún.

 

Es por eso que el día de hoy, en MTA Studio queremos compartir contigo una meditación guiada perfecta para esos días lluviosos, esos momentos en los que la calma puede ser fácilmente evocada, y la introspección se torna sencilla y dispuesta a formar parte de nuestro día.

 

 Siéntate en una posición cómoda, procura que tu espina dorsal se encuentre derecha y que la cara se encuentre un poco hacia arriba. Coloca tus manos sobre tus muslos, con las palmas llevando a cabo un huevo suave hacia arriba.

 

Cierra tus ojos y enfoca tu atención hacia la lluvia, nota los sonidos repetitivos, imagina la temperatura y la humedad del aire,  evoca los aromas que la lluvia te regala, la humedad, la naturaleza, y piensa en la vida que cada gota de agua le está dando al planeta.

 

Conscientemente, reconoce las propiedades del agua, que puede dar vida, saciar la sed, refrescarte... y que el agua también puede ser limpieza, y que puede alejar las cosas que deben eliminarse.

 

Nuevamente enfoca tu atención hacia la lluvia, comienza a visualizar las gotas de lluvia individualmente, e imagina que comienzan a acumularse en tus manos, creando pequeñas acumulaciones de este líquido que da vida.

 

Visualiza cada gota que cae en tu mano izquierda, esas gotas son gotas de vida, que refrescan tu cuerpo, mente y espíritu, en cualquier ámbito de tu vida en donde sea necesario, cada gota que lleva a tu mano derecha es símbolo de limpieza, de remover la negatividad y lavar todas esas cosas que no te sirven para crecer y que pueden estarse apegando a ti. DEJA IR…

 

"Reconoce las propiedades del agua, que puede dar vida, saciar la sed, refrescarte... y que el agua también puede ser limpieza, y que puede alejar las cosas que deben eliminarse"

 

Permite que las gotas se acumulen sin juzgar, criticar o ponderar, simplemente sostén y permanece presente con estos charcos de agua. Reconociendo que cada gota es parte del todo, lavando y refrescando.

 

Lentamente comienza a juntar tus manos, y elévalas en la cercanía de tu corazón e imagina estos charcos de agua escurriendo por tus manos, dejándolos unirse y lavar  tu cuerpo y mente. Todas las gotas se unen y fluyen hacia un mismo lugar, dejando ir el pasado y preparando el terreno para un presente lleno de vida.

 

Permítete estar aquí y otra vez, dirige tu atención a la lluvia y cualquier sensación que puedas sentir. Toma algunas respiraciones profundas, eventualmente abre tus ojos lentamente y regresa al momento presente, pero ahora eres diferente, ahora estás con la paz, la calma y la frescura de tu lado.

 

No olvides evitar las distracciones, este momento es para ti, asegúrate de apagar tus dispositivos, y enfocarte en meditar. Guíate por tu cuerpo y escúchalo, hazlo el tiempo que sientas pertinente, recuerda que tú eres tu gran maestro y  tu gran conocedor. ¿Meditamos?

 

 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube