Olvídate del dolor de espalda con yoga

24/04/2017

 

3 poses de yoga para aliviar el dolor de espalda baja.

 

¿Quién no ha sufrido del molesto dolor de espalda? Definitivamente es sumamente incómodo y puede ser causado por muchísimas cosas, desde una mala postura al momento de dormir, sentarte mal en la oficina, hasta lidiar con estrés acumulado, todos estos factores pueden generar que tu espalda te llame la atención para que la trates gentilmente.

 

Si has intentado lo inimaginable para aliviarlo pero las cremas, masajes y artefactos relajantes no te dan resultados, tal vez es momento que trates de eliminar este molesto padecimiento con algunas posturas de yoga.

 

Si los haces de la manera correcta, estos movimientos tienen el potencial de ayudar a que tu espalda baja se siente increíblemente bien, y el secreto se encuentra en la torsión, movimiento que puede activar los músculos alrededor de la columna lumbar y el núcleo abdominal, aumentando la estabilidad, así como el flujo sanguíneo y la oxigenación al área.

 

La torsión tiende a aumentar la hidratación de los discos intervertebrales, lo que puede ayudar a contrarrestar los cambios causados por la enfermedad degenerativa del disco.

 

Aquí te dejamos tres poses para ayudarte a aliviar el dolor de espalda baja.

 

Sphinx Pose

 

Acuéstate sobre tu vientre, coloca tus piernas juntas y contrae los glúteos. Haz rodar tus muslos hacia el suelo para rotar internamente los fémures, ayudando a ampliar y alargar la parte inferior de la espalda y el sacro para protegerlos. Coloca los codos bajo los hombros y los antebrazos en el suelo paralelos entre sí. Inhala y levanta tu torso superior y la cabeza lejos del piso suavemente.

 

Permanece ahí de 3-5 respiraciones profundas, luego encuentra tu camino a Adho Mukha Svanasana.

 

 

Sentado hacia adelante

 

Para liberarte de cualquier tensión creada, sigue con una pose en la que la columna vertebral estará simétrica. Siéntate en el piso o sobre una manta doblada con tus piernas extendidas delante.

 

Presiona activamente a través de los talones y ligeramente gira en la parte superior de los muslos, presionando hacia abajo en el suelo.

 

Al inhalar, alarga el torso delantero, al exhalar, inclínate hacia adelante de las articulaciones de la cadera y alaga el hueso de la cola de la parte posterior de la pelvis para doblar sobre tus piernas, permanece en la postura para 5-10 respiraciones profundas.

 

 

 

Actitud del triángulo revuelto

 

Coloca los pies alrededor de 4 pies de distancia y gira el pie derecho de 45 a 60 grados, con el pie izquierdo hacia adelante.

Dobla tu rodilla izquierda y en una inhalación, levanta tus brazos por encima; en una exhalación, da vuelta del torso a la izquierda, animando a tu pelvis hacia el borde delantero de la estera.

 

Ahora inclínate hacia adelante sobre tu pierna delantera, alcanzando tu mano derecha abajo al piso (dentro o fuera del pie izquierdo) o un bloque; lleva la mano izquierda hacia el cielo.

 

Con tu rodilla delantera todavía doblada, acerca tu torso contra tu muslo. Sostén esta forma, y después del enganche gradualmente para enderezar su pierna delantera dibuja tus caderas lejos de sus hombros para alargar la espina dorsal.

 

Permanece en esa posición durante 5 respiraciones profundas, y luego cambia de lado.

 

 Si te gustó esta nota, seguramente te puede interesar: 9 cristales para estimular la creatividad y la inspiración.

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube