¿Qué tan seguido deberías de practicar Yoga?

19/02/2018

 

 Cuando comenzamos a hacer Yoga nos preguntamos ¿Qué tan seguido debería de hacer Yoga para comenzar a notar los beneficios de la práctica?

 

Ser un yogui principiante puede ser confuso, desde los asanas, la meditación y las diferentes ramas del Yoga, todo parece un mundo nuevo para nosotros y tomar un camino al respecto se llega a tornar algo abrumador.

 

Ante toda esa confusión, debes de tener bien en claro que nada sucede de la noche a la mañana y que poco a poco sabrás bien lo que quieres y cuáles son las cosa que te hacen sentir más comodidad  al momento de hacer Yoga.

 

Para tratar de responder la pregunta de cuántas veces deberíamos de hacer Yoga para notar los beneficios de la práctica debes de tomar en cuenta tres factores:

 

 

1. Definir tus metas

 

2. Poner en contexto tus horarios

 

3. Equilibrar el avance con tus capacidades físicas y emocionales

 

Tomar en cuenta estos tres factores para planear un crecimiento al hacer Yoga y responderte a ti mismo cuántas veces puedes y quieres hacer Yoga es primordial para fijarte objetivos realistas y alcanzables.

 

 Tomar un calendario o agenda para darte cuenta de tus tiempos libres puede funcionarte mucho para planificar esa hora en el día que se presta para hacer Yoga.

 

Para saber cuántas veces deberías de hacer Yoga reflexiona esto: ¿De qué te sirve hacer Yoga diario si tu práctica carece de intensión, de esfuerzo por hacer las cosas lo mejor que puedas y haces todo simplemente porque “debes hacerlo”?

 

Si tus horarios te impiden hacer Yoga diariamente, hazlo cuando puedas, pero procura que cada minuto en tu práctica valga la pena. Aprovéchala, eso es lo que realmente determina cuando el Yoga puede comenzar a mostrarte sus beneficios.

Si quieres mejorar tu práctica de Yoga toma en cuenta estos consejos:

 

1) Tener un profesor o fuente constante de aprendizaje

 

Esto aplica en todo, no sólo en el Yoga. Cuando estamos aprendiendo algo nuevo, tener una fuente de aprendizaje constante es fundamental para crecer en cuanto a conocimiento, logros y metas.

 

Es por eso que cuando estás aprendiendo Yoga es importante tener el mismo profesor o fuente de aprendizaje. Cambiar constantemente sólo te llevará al inicio y te costará mucho concretar los fundamentos que ya tienes.

 

2) Mente fuerte, corazón contento

 

La mente es poderosa… cuando nos creemos las cosas, estás simplemente suceden. Fluimos con el espacio, con los deseos y por supuesto con la vida.

 

Es por eso que cuando comenzamos a hacer Yoga deberíamos de creérnosla. Creer que podemos y que lo vamos a lograr, que vamos a experimentar el alivio que estamos buscando. No entres con escepticismo al Yoga, porque te costará más trabajo entregarte a él.

 

3) Comprende el significado de ser un Yogui

 

No es la persona que hace Yoga… es la que lo vive. La que entiende y aprende cada vez más de sí mismo y del arte de hacer Yoga. No hay yoguis por moda, todos tenemos uno por vocación… sólo debes entregarte sinceramente, no es difícil, inténtalo, la pieza clave aquí eres tú.

 

Ahora, ¿qué te parece si haces Yoga con una mentalidad distinta? Permítenos acompañarte en tu proceso como yogui principiante,  encuentra aquí consejos y tips, queremos guiarte.

 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube