Respira para sanar tus sentimientos

05/06/2017

 

Si tus sentimientos no te dejan seguir, la atención plena y la respiración consciente pueden ser la solución a tus problemas.

 

Saber respirar puede ser útil para muchas cosas, y una de ellas es sanar esos sentimientos que no te dejan seguir el camino en paz.

 

Superar tiempos difíciles es todo un reto, pero respirar adecuadamente te ayudará a cambiar de página, pues no se trata de negar o cambiar emociones, la cuestión se encuentra en aceptarlas, y así abrir la conciencia a la calidad de calma que nuestra respiración nos está brindado.

 

Seguramente, como muchas personas, has escuchado sobre la plenitud de la mente, e inmediatamente el término se ve ligado con poner atención, abrir tu consciencia para lo que está pasando en el presente y aceptar sin juzgar o tratar de controlar las cosas.

 

Practicar la plenitud de la conciencia tiene consigo múltiples beneficios, entre los que pueden destacar el aumento de la paz, la energía y la confianza interna, la disminución de estrés, depresión y ansiedad.

 

La práctica de la plenitud de la consciencia puede llegar a ser difícil, el no saber si estás haciendo las cosas bien o mal, pueden generar dudas y aburrimiento de no encontrarle sentido a implementar esto en tu vida, pero lo único que te hace falta para sanar tu vida con esta práctica es encontrar el enganche adecuado.

 

¿Cómo engancharse?

 

No saber exactamente cómo comenzar con la plenitud de la consciencia es normal, pues cada proceso difiere de persona a persona, es algo variable. Si estas teniendo problemas para comenzar y el proceso se está haciendo algo tedioso para ti, te sugerimos que vincules la práctica con la respiración.

 

Los monjes quienes han practicado la plenitud de la consciencia desde tiempos inmemorables, afirman que ésta se encuentra basada en nuestra respiración, pues es un elemento intrínseco del proceso.

 

La atención plena y la respiración están ligadas, y cuando comienzas a practicarlas juntas lo que podría haber sido una práctica aburrida y tediosa, inmediatamente se te transforma en algo lleno de vida.

 

Es como poner gasolina en un auto o aire en un velero, la plenitud de la conciencia se convierte en una experiencia agradable que fluye con tu cuerpo y tu persona.

 

Al comenzar a practicar la plenitud de la consciencia usando la respiración como punto de apoyo abrirá tu mente al momento presente, logrando la atención plena, la paz y la alegría llegarán a tu vida, y descubrirás en ti esa sabiduría que no creías tener.

 

Ligar la respiración y el análisis de tu persona con la meditación no sólo te dará esos beneficios de salud que tanto habías buscando, sino que también el bienestar que te hacía falta.

 

Cuando domines tu respiración, te será fácil hacerlo en cualquier momento, será como un interruptor que podrás prender y apagar para buscar la paz interna.

 

 

Descubre la respiración consciente

 

Ya te hablamos de los beneficios que podrías experimentar si comienzas a respirar de una manera más consciente, pero ¿qué es en realidad esta práctica milenaria?

 

El significado es tan simple como la acción, la respiración consciente se encontrarte al tanto de tu aliento, observar y abrir la conciencia a tu respiración, no habrá control o juicios de ningún tipo, estarás dejando ser lo que tenga que ser, comenzarás a fluir con cada aliento.

 

Una vez que comiences a practicar tu respiración, después de un tiempo, te darás cuenta cómo hacerlo se vuelve natural y podrá estar disponible para ti en cualquier momento. La combinación de la respiración con cualquier actividad que estés desempeñando te ayudará a estar más consciente con tus decisiones, en este punto la práctica de la respiración se convertirá en una parte de ti y de tu vida diaria.

 

¿Cómo comenzar a respirar conscientemente?

 

Si estas comenzando a integrar la respiración consciente en tu vida, es preferible que comiences a hacerlo sentado en un lugar cómodo y tranquilo. Con los ojos cerrados podrás concentrarte en tu respiración sin distracción alguna. No te tomará mucho tiempo comprender que la perseverancia en esta práctica convertirá al respiración consciente en tu segunda naturaleza, es como nadar o andar en bicicleta.

 

Trata de hacerlo diariamente de 2 a 3 veces al día, con una duración de 1 a 2 minutos.

 

Al ser perseverante notarás que y tener una respiración consciente en cualquier lugar será posible después de la dedicación y la práctica, pero sobretodo el entendimiento de cada toma de aire en tu cuerpo.

 

La respiración consciente para las emociones difíciles

 

Cuando se pasa por algún momento triste o preocupante, es natural pensar en cómo estos sentimientos y situaciones se pueden extender a través de tiempo, y la pregunta constante de cuándo todo terminará se repite una y otra vez.

 

Vivir en este constante deseo de saber qué nos depara el futuro no nos deja vivir la plenitud del presente, la respiración consciente te permitirá estar atento a los momentos actuales, sentir la paz y el consuelo, haciendo de la paz y la alegría elementos fáciles de encontrar con tan sólo un respiro.

 

 

Como Buda

 

Ejercitar la respiración para la obtención de la calma y la paz es una práctica ancestral. El ejercicio de respiración del Buda usa la respiración  para dar con la calma y sanación que necesitamos en nuestras vidas.

 

No se trata de negar los sentimientos ni mucho menos cambiarlos, se trata de aceptarlos exactamente como son, mientras abrimos nuestra consciencia a la respiración.

 

Inténtalo

 

Cierra los ojos y toma una respiración consciente, siente el aire entrando por tus fosas nasales, para después nutrir a tu cuerpo con vida, siente también cómo este aire pasa a ser exhalado.

 

Inhala y di: “Respirando, calmo los sentimientos que estoy experimentando ahora”, al exhalar di: “Respirando, calmo los sentimientos que estoy experimentando ahora”.

 

Permítete sentir las emociones que estén allí, abre tu consciencia para que la respiración entre y salga, deja que el aliento siga en curso, no lo controles, sólo fíjate.

 

 

Llena tu mente

 

Deja que tu aliento inunde tu mente, debes de estar atento y notar la respiración, cómo te calma y te consuela, cómo te nutre, y cómo de repente la paz llega a ti.

 

Deja ir los problemas, respira y nota tu inspiración.

 

Cuando la preocupación o los sentimientos negativos vuelvan a tu mente y esto ocomience a molestarte repite el proceso y nota cómo suavemente la repetición de este proceso hace que esas cosas que no te dejan estar en paz se desvanecen poco a poco. Ese es el poder curativo de la atención plena.

 

Cuando tengas un problema, bríndale el asunto a tu ser consciente. Puedes encontrarte con alguien, ver algo u obtener alguna inspiración, una nueva dirección puede llegar a ti de la nada. Confía en el proceso, y en el poder curativo de la atención plena.

 

Cuéntanos tus experiencias ejercitando tu respiración consciente en la caja de comentarios.

 

Si te gustó esta nota tal bvez te puede interesar: 7 hábitos saludables que te harán perder peso

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube