Soy una yogui principiante

23/04/2018

 

"Enorgullécete de ti y abraza el comienzo de una nueva aventura"

 

En una nueva edición de Crónicas de un yogui, te traemos el día de hoy la experiencia de una yogui que se enorgullece de ser principiante. Si te perdiste nuestra edición pasada, te la dejamos aquí, Practicando Yoga en casa: Crónicas de un yogui.

 

“Soy un yogui principiante, y me gusta. Me gusta el sonido de la palabra, me gusta cómo se siente y sobre todo, me gusta la calma que ha traído a mi vida el poder llamarme “yogui principiante”.

 

Sé que es mucho decir, más proviniendo de alguien como yo, que ha tomado y dejado el Yoga en varias ocasiones. Pero ahora es diferente y quiero explicar por qué.

 

Yo me preguntaba constantemente, “¿En dónde está el poder del Yoga?” “¿En dónde está la línea de llegada?”, fue ahí cuando comprendí que tal vez estaba usando un enfoque equivocado con el Yoga.

 

 

Comencé porque me llamó la atención la parte de los beneficios que el Yoga iba a traer a mi vida, pero podría decir que mi práctica estaba vacía, no había una intención y tampoco mucho compromiso. Pero todo cambio este año.

 

Una de mis resoluciones de año nuevo era tomarme en serio el Yoga, y fue en ese momento en donde cambié mi necesidad de “buscar el poder” y la “línea de llegada” por el balance, la gracia, la paz, fuerza y encontré esto y más en el Yoga.

 

Comencé a tomar clases de Yoga en un estudio cercano a mi casa, iba recurrentemente porque sentí que era lo que debía de hacer, y si me preguntas ahora mismo, cómo me he sentido, me veo a mí misma en retrospectiva, y la diferencia es ¡abismal!


La mejora en mi respiración, cuerpo y concentración es notoria, pero no fue algo que conseguí de la noche a la mañana, definitivamente requirió trabajo y compromiso de mi parte, y a pesar de que no me calificaría como una yogui experta, notar mi avance hasta este día me ha hecho sentirme orgullosa de lo que he logrado y me llena de esperanzas y felicidad por lo que podré lograr.

 

Para mí el Yoga es como un regalo, te permite pasar un tiempo de calidad contigo mismo, con tu parte interna que muchas veces queda olvidada por las responsabilidades y la vida diaria. El Yoga ha balanceado mi vida y ha llenado de energía mi espíritu.

 

Cuando miro atrás, y me veo ahora, no podría imaginar mi presente sin el Yoga y sin todo lo que ha hecho por mí, es sin duda alguna una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.


 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube