Toma consciencia de lo que comes y fortalece tu práctica de Yoga en 5 pasos

18/09/2017

 Seguramente has escuchado la frase que dice “Somos lo que comemos”, pero ¿alguna vez has analizado lo que realmente nos quiere decir? 

 

¿Has pensado alguna vez en la congruencia que existe en el universo? En la tierra, los frutos, hierbas, animales y sin fin de cosas que nos rodean. La tierra misma, en donde tenemos nuestros pies apoyados nos da la curación que muchas veces buscamos en medicamentos repletos de efectos secundarios.

 

Y es cierto, puede que al principio parezca algo desafiante, y que entre la ciencia nos perdamos en el inmenso mar de la teoría, entonces ¿Dónde y cuándo será bueno comenzar? La respuesta se encuentra en el inicio: En ti mismo, permítete abrir tu mente.

 

Aquí es cuando el Yoga entra a escena

 

El Yoga te enseña a ser más consciente, seguramente lo has leído miles de veces, en artículos, videos o incluso te lo han dicho en tus clases.

 

Las razones por las cuales llegaste al Yoga pueden ser muchas, desde la flexibilidad, la búsqueda de la calma, no importa realmente qué fue lo que te acercó  al Yoga, porque estarás experimentando un crecimiento consciente de ti mismo.

 

Poco a poco aprendes a no juzgarte pero no pierdes de vista la experiencia, y gradualmente podrás ver los cambios, y mirarás atrás y notarás el camino que has recorrido.

 

¿Cómo comer más consciente?

 

Lo mencioné arriba, somos lo que comemos, es un punto en el que eso que nos metimos en la boca ahora forma parte de nosotros. Los alimentos se descomponen y nos brindan vida, en forma de nutrientes que terminan manteniendo a nuestro organismo en buen estado.

 

 Entonces, ¿podemos ser más conscientes al momento de comer?

 

1) La comida tiene cualidades:

 

Puede ser caliente o fría, húmeda o seca, la comida que escogemos tiene cualidades, cualidades que pueden ayudarnos a sentirnos mejor, o bien a dañarnos poco a poco.

 

Sé consciente de cómo te sientes, ¿Te duele el estómago? Las manzanas hervidas pueden ayudarte con eso, analízate y después elige lo que comerás, entiende el porqué.

 

2) Piensa en cómo te sientes cuando comes

 

Antes de que comas, toma un momento; mira tus alimentos, huélelos, ¿Se te antojan? Comer es una acción de experiencias, sé consciente de todo lo que estas experimentando en el momento, vívelo.

 

3) Comer consciente

 

¿Cómo te sientes al terminar? ¿Acaso te sientes hinchado? ¿Cómo fue que cocinaste tu comida? ¿A qué hora acostumbras comer? ¿Compraste tus alimentos? ¿Estaban frescos? Estas preguntas y respuestas pueden hacerte más consciente sobre cómo tu cuerpo está reaccionando ante tus hábitos y alimentos.

 

4) Sí, existen alimentos que nos hacen más conscientes

 

Alimentos que son naturales, frescos, y aunque te suene a cliché, que sean preparados con amor nos ayudan a ser más conscientes.

Así como existen los que nos hacen ser más conscientes, también existen otros que nos hacen sentir irritados, agresivos y de malas, como la comida salada, congelada, procesada y básicamente de microondas.

 

Algunos alimentos no tienen vida en lo absoluto, y son estos los de los que te debes de alejar lo más que puedas, ya que pueden hacer que tu práctica de Yoga se venga abajo, porque tu cuerpo no obtuvo lo que necesitaba.

 

5) La comida es personal

 

No se trata de una regla que debe de ser seguida por todos, lo que es bueno para una persona puede que no lo sea para otra.

Cuando experimentamos este tipo de situaciones podemos usar nuestro conocimiento para mejorar no sólo nuestra salud, sino también nuestra práctica de Yoga.

 

Comienza a ser más consciente de ti mismo, de tu cuerpo y de lo que el universo pone a tu disposición para cuidarlo, para experimentar y crecer.

 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube