Yoga en casa: 5 poses de principiante que todos pueden hacer

04/12/2017

 

Sí el Yoga en casa es una idea que no puedes dejar de contemplar para mejorar tu estilo de vida, pero no tienes idea de cómo empezar, aquí te compartiremos algunos asanas que puedes llevar a cabo fácilmente.

 

“El Yoga es muy difícil para mí”, ese es uno de los principales pensamientos que mantienen alejados a muchos de esta práctica milenaria, y es comprensible, pues al comenzar a practicar Yoga, uno de los errores más comunes que se cometen es tratar de llevar a cabo las poses más complicadas.

 

El Yoga es como cualquier otro deporte, necesita dedicación y crecimiento. No esperes llevar a cabo el asana más complicado si es tu primer día, pues además de bajarte los ánimos podría llegar a ser perjudicial para tu salud y causarte alguna lesión.

 

“El Yoga es muy difícil para mí” es uno de los principales pretextos por los cuales muchas personas no hacen Yoga.

 

Es por eso que aquí te vamos a compartir 5 poses básicas que cualquier principiante en Yoga puede llevar a cabo.

 

1) Postura del zapatero

 

 

 

Beneficios: Estira las caderas y la ingle y abre la parte inferior de la espalda y la pelvis.

 

Esta postura restaurativa permite que el sistema nervioso se relaje, lo que es un beneficio principal de una buena práctica de yoga.

 

Para llevarla a cabo sólo necesitas sentarte en el suelo y juntar las plantas de los pies, permitiendo que las rodillas se abran. (Pon algo debajo de cada rodilla si es más cómodo). Lleva sus pies cerca de tu pelvis.

 

Mantén el asana 30 segundos o 5 respiraciones profundas.

 

2) Postura de la vaca y el gato

 

Beneficios: Estira la columna vertebral y ayuda a oxigenar el cuerpo

 

Es muy fácil para el cuerpo hacer este asana y lo conecta a la movilidad de las caderas y la pelvis.

 

Empieza sobre tus manos y rodillas. Alinea los hombros sobre las muñecas y las caderas sobre las rodillas. Toma una inhalación lenta, y al exhalar, rodea tu columna y deja caer tu cabeza hacia el piso, esta es la postura del gato.

 

Inhala y levanta la cabeza, el pecho y la rabadilla hacia el techo mientras arqueas la espalda hacia la "vaca".

 

Muévete a través de esta secuencia 10 veces.

 

3) Postura de la montaña

 

 

Beneficios: Fortalece las rodillas, los muslos, las pantorrillas, los tobillos, los abdominales y los glúteos

 

Párate con los pies juntos y los talones ligeramente separados. Separa los dedos de los pies y cubre todo el territorio que puedas con los pies. Tensa tus muslos. Mueve los hombros hacia atrás y hacia abajo.

 

Mantenla 30 segundos o 5 respiraciones profundas.

 

4) Postura del árbol

 

 

Beneficios: aclara y calma tu mente y mejora el equilibrio.

 

Esta es una de  las posturas de equilibrio favoritas para aquellos que recién comienzan con yoga. Es una postura de yoga divertida y placentera, y no es demasiado complicada. También proporciona la experiencia del equilibrio básico, que requiere extensión, mirada fija y conexión con la respiración.

 

Comienza con los pies juntos. Cambia tu peso a tu pierna izquierda. Fija tu mirada y abraza tu rodilla derecha contra tu pecho.

 

Abre la rodilla derecha hacia un lado y coloque la planta de tu pie derecho en el costado de la pantorrilla izquierda para comenzar.

 

Presiona tus palmas hacia tu corazón o extiende los brazos hacia arriba. La clave para mantener el equilibrio es mantener la mirada fija y presionar activamente la planta del pie derecho hacia la pierna izquierda.

 

Mantén este asana 30 segundos, o 5 respiraciones profundas, en cada lado.

 

5) La postura del guerrero

 

Beneficios: Fortalece y estira las piernas, los tobillos, los pies, la ingle, las caderas y los hombros, y ayuda a desarrollar la fuerza y resistencia.

 

Con los pies bien abiertos, los dedos de los pies hacia adelante y el talón izquierdo en línea con el arco del pie derecho, levanta la rodilla izquierda para que el muslo quede paralelo al suelo.

 

Extiende los brazos a la altura del hombro con las palmas hacia abajo y Mantén la pierna recta y firme y mire hacia el centro de tu mano frontal.

 

Mantenla 30 segundos, o 5 respiraciones profundas, en cada lado.

 

Aquí están las 5 posturas que cualquier principiante en Yoga puede llevar a cabo, no olvides al iniciar y al terminar meditar por lo menos 5 minutos para así dale a tu práctica de Yoga la intención necesaria para que tu alma y cuerpo trabajen en conjunto por tu bienestar.

 

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube