Yoga para disminuir la depresión

11/05/2017

 

Cada año los niveles de depresión aumentan, y para muchos, los tratamientos convencionales ofrecen resultados marginales y efectos secundarios negativos, pero una nueva investigación ha comprobado que practicar yoga es una manera efectiva de tratar la depresión.

 

La investigación llevada a cabo en la Universidad de Medicina de Boston, reveló que practicar yoga proporciona una significante mejoría para las personas que sufren depresión.

 

En el estudio, 30 participantes de entre 18 y 64 años de edad practicaron yoga durante 12 semanas y se registraron cambios en el estado de ánimo.

 

El estudio empleó el Inventario de Depresión de Beck-II (BDI), que es un auto-inventario que clasifica la gravedad de la depresión de un paciente.

 

0-9 indica depresión mínima, 10-18 sugiere la depresión leve, 19-29 señales de depresión moderada, y 30-63 advierte de la depresión severa. Todos los participantes tenían una puntuación BDI de al menos 14 al comenzar el estudio.

 

Los sujetos se organizaron en dos grupos al azar: un grupo de dosis alta y un grupo de dosis baja. El grupo de dosis alta participó en tres clases de 90 minutos y cuatro prácticas de 30 minutos cada semana. El grupo de dosis baja participó en dos clases de 90 minutos y tres en casa de 30 minutos a la semana.

 

 

Según los expertos de la Universidad de Boston, mejoró el estado de ánimo de los participantes, el BDI promedio para el grupo de dosis alta al inicio del estudio fue de 24,6, al final de las doce semanas, el promedio de BDI fue de 6.

 

Aquí, algunos consejos para aliviar los efectos de la depresión:

 

1. Practica regularmente

Los beneficios del yoga se revelan a través de la práctica constante. Comprométete a practicar por lo menos tres veces a la semana.

 

2. Encuentra un profesor

 

Las prácticas caseras son una gran manera de adaptarse al yoga si tienes un horario ocupado, pero tener un profesor puede ayudarte a aprender los componentes filosóficos, a menudo complicados, del yoga.

 

Un maestro puede asegurarse de que estás recibiendo una práctica completa que te dejará sentirte equilibrado y armonizado. Trata de practicar con un maestro al menos una vez a la semana.

 

3. Enfócate

 

Al momento de practicar no pienses en nada más y céntrate en lo que estarás a punto de hacer, déjate llevar y disfruta el momento.

 

Si te gustó esta nota, seguramente te puede interesar: Mira estos 12 Dharma Comics sobre la verdad de la vida, la mediación y la práctica.

 

Please reload

Síguenos

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube