• MTA Studio

Lleva el Yoga a casa: 7 pasos infalibles para lograrlo


Habitación

Si por el trabajo, las responsabilidades o cualquier otra razón tus momentos en el estudio de Yoga se han reducido drásticamente, no debes de preocuparte, en MTA Studio te compartiremos algunos consejos infalibles para que lleves el Yoga a casa y no mueras en el intento.


El Yoga es fantástico, todos estamos de acuerdo con eso, pero muchas veces tratar de ir al estudio puede tornarse un poco difícil. Aunque se trata de una práctica para calmar la mente y relajarse, muchas veces existen impedimentos que están fuera de nuestras manos y no nos permiten seguir con la enseñanza.


Es por eso que hablaremos del Boom del Yoga en casa. Sí, se trata de llevarlo a tu hogar y conocerte mejor. Hacerlo de esta manera, no sólo te permite no abandonarlo, sino que también te será más fácil relajar tu mente y tener una vida más consciente en cualquier lugar, sin la necesidad de estar en un estudio.


1) Empieza contigo sobre el tapete de Yoga


Ok, este es el paso más importante de todos, y es al mismo tiempo uno de los más sencillos. No involucra alguna postura extraña, sólo se trata de ti en el tapete de Yoga, listo para comenzar de una vez por todas con el Yoga en casa.


El primer paso puede ser el más difícil, pero con determinación y perseverancia, pocas cosas pueden llegar a detenerte. Comienza sentándote y respirando.


Mat de Yoga

2) Infórmate


Hay muchos tipos de Yoga que se especializan en diferentes cosas. Antes de comenzar pregúntate a ti mismo ¿Qué es lo que quieres lograr? ¿Qué quieres trabajar? Respondidas estas preguntas investiga que tipo de Yoga se adecúa mejor a tus necesidades.


¿Se trata de flexibilidad o calma? O ¿quieres algo más enfocado a la meditación? Créeme, encontrarás el adecuado para ti.


3) Consigue a tu guía


Nadie espera que en tu primera práctica las cosas fluyan de tal manera que pareciera que no tienes que hacer ningún esfuerzo. Cualquier cosa en la vida lo requiere.


Si no tienes idea de qué estás haciendo o bien sientes que necesitas un guía, usa un libro, un video, un audio, lo qué sea que te haga sentir más confiado. En la actualidad existen alternativas que ofrecen clases de Yoga en línea.


4) No hay correcto ni incorrecto


A lo largo de nuestras vidas se nos ha implantado la idea de lo correcto y lo incorrecto, de lo que está bien o mal. En el Yoga no existe nada de eso, cada quien hace Yoga a su manera, cada quien lo vive desde su propia perspectiva.


Si comienzas y tienes la sensación de no saber lo que estás haciendo, escucha a tu cuerpo y fluye con él; así estás haciendo Yoga.


5) Muévete a tu manera


Toma un minuto, enfócalo en sentir tu cuerpo, identifica las sensaciones que te rodean, guíate por ellas, cualquier cosa que sientas te guiará hacia los movimientos y lo que tu cuerpo te pide, aprende a escucharlo.


Pose de Yoga

6) Escoge la mejor parte del día para ti


Ya sea en la mañana o en la tarde, no importa, que sea algo con lo que te sientas cómodo. Es muy difícil seguir con algo cuando no te sientes bien al respecto, es por eso que buscar la mejor hora del día para tu práctica de Yoga es esencial.


Sé perseverante, somos personas de hábitos, es cuestión de tiempo para que el Yoga se haga algo normal en tu vida.


7) Practica tu práctica


Cualquier tipo de Yoga del que estés enamorado, a cualquier hora del día, por el tiempo que a ti te apetezca, lo único que no debes de dejar de hacer es practicar.


Ya sea una vez cada día, o tal vez una vez a la semana, no importa, no dejes de hacer Yoga, considéralo como un proyecto en el que te encuentras trabajando y date el tiempo y espacio necesario para lograrlo y desarrollarlo.


El Yoga es mágico, pero no es un truco de magia, los beneficios son el resultado del trabajo y del tiempo invertido para llegar a una meta en específico: el bienestar y la consciencia con el día a día.


Es por eso que te invitamos a intentarlo, a darle una oportunidad y a creer en ti.